Participantes del Taller de Grabado destacan la enriquecedora experiencia colectiva de aprender un oficio

Espacio gratuito y abierto a todo público continuará durante el 2019.

ADMIN

 

El Colegio Julio Montt Salamanca alberga, hace ya dos años, un diverso grupo de personas que se reúne en torno a sus intereses artísticos, cada martes de 18 a 20 horas, en el Taller de Grabado del Programa Yo Quiero Escuelas Abiertas.

Este espacio permite a los participantes acercarse a la creación y producción del grabado desarrollando diferentes técnicas, como xilografía, litografía y serigrafía, entre otras. Cada módulo se construye con las propuestas que presentan los alumnos, abriendo paso al trabajo colectivo, la visión crítica y el manejo personal de la creación gráfica como medio para promover un lenguaje propio.

Susana Astorga asiste desde hace un año, motivada por un antiguo interés por la serigrafía, luego de conocer del Programa Yo Quiero Escuelas Abiertas por las redes sociales. Entusiasmada por la posibilidad de aprender un oficio tan lindo de manera gratuita, señala que “este espacio es un regalo a la comunidad, con buenos talleres que son casi una terapia para los que asistimos y esperamos el día para desconectarnos y compartir con un buen grupo de personas… mucho mejor que tener los colegios cerrados”.

Para Carolina Rubilar, diseñadora gráfica de profesión, el taller es una valiosa forma para desconectarse de los escenarios digitales en una época tan tecnológica, y nos comenta que “he podido desarrollar técnicas que había olvidado, retomar el oficio, abrirme a las manualidades y la creatividad”.

En el caso de Alejandro Muñoz, quien forma parte del taller hace 1 año, esta instancia le permitió acercarse y aprender la técnica de la xilografía, que actualmente le proporciona la posibilidad de generar un trabajo y un ingreso. Para él es fundamental que todos puedan acceder a estos espacios y enfatiza que “vivir esta experiencia me ha permitido desarrollar perseverancia con la técnica, trabajar bajo una metodología y aprender el oficio de grabador”.

El artista Boris Castro, profesor a cargo del taller, nacido en la Villa Jaime Eyzaguirre, señala que para él era muy importante trasmitir sus conocimientos como una forma de volver a su comuna, y destacó que “abrir el espacio del colegio para compartir, un espacio sin barreras, transversal, nos permite no sólo enseñar un oficio, sino que también desarrollar un diálogo en torno a lo que hacemos y somos, compartir experiencias nos complementa y trasmitir lo que sabemos a la comunidad nos vuelve más íntegros”.

 

 

 

 

SELLO:

El sello de la Corporación Municipal de Desarrollo Social de Macul está vinculado a potenciar espacios de democratización y participación ciudadana. Con un énfasis en el trabajo en equipo, aspiramos a reforzar nuestos lazos con toda la comunidad.